fbpx

Amalia Londoño

 

Con Río, su Border Collie de 8 meses, Amalia comparte la mirada dulce y curiosa. Es una mujer sencilla, de palabras certeras y poco maquillaje. No le gustan las pretensiones, prefiere las conversaciones reales y los silencios cerca de los libros. Sobre todo, si está en la casa del Tío Tito.

Estudió comunicación, hace relaciones públicas y le apasiona la gestión cultural. Por la última se lanzó a la aventura de ser la Secretaría de Cultura de una ciudad que todavía tiene mucho por aprender de sí misma. Trabajó allí por sus ideales, en la medida en que le fue posible, y luego volvió a su vida normal, lejos de las pantallas y la atención excesiva.

Ahora, trota y monta bici, va a cine o escucha música. Se enriquece con nuevos proyectos y disfruta de “la alegría genuina de las cosas simples”. Tiene un montón de sueños, pero no los cuenta por tabú, dice que prefiere esperar a que se le cumplan.

Para Amalia hacer del mundo un lugar mejor, radica en el sencillo hecho de hacer propio el lugar donde vivimos. De entenderlo, no solo habitarlo. Propone un entorno en el que seamos menos egoístas y más capaces de comprender, vivir y trabajar por el espacio y por la gente. Cree que el cambio real sucede cuando dejamos los individualismos y  nos entendemos como seres dentro de una comunidad.

By |2018-09-19T12:03:39-05:00septiembre 19th, 2018|Bienestar|0 Comments

Leave A Comment